El rebaño se despeña

Cuando dos pastores discuten, sobre como dirigir el rebaño cuando este se acerca peligrosamente a un precipicio, suele ocurrir que cuando llegan a las pedradas las ovejas ya están cayendo al abismo.

Llegó el día en que desafiemos nuestra herencia de bovinos rumiantes y pongamos nuestras pezuñas en senderos que no aparecen en el mapa de los pastores.

Tal vez salir del rebaño suponga echar las cartas y luchar con lobos, pero siempre será mejor pelear contra ellos que caer despeñados irremediablemente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: